Buenos Aires - Argentina
El tiempo - Tutiempo.net

¡Asumir la homosexualidad es beneficioso para la salud!

Por  |  0 Comentarios

Las personas que aceptan su orientación homosexual de manera pública están mucho menos estresadas que aquellos que “permanecen en el armario”, e incluso menos que personas heterosexuales.

Por María José Barco-Cáscara Amarga

Éste es uno de los resultados que ha obtenido el equipo del doctor Robert-Paul Juster, del Centro de Estudios sobre el Estrés Humano (CESH) del hospital de Lafontaine, en Canadá, tras llevar a cabo un importante estudio sobre el estrés.

El objetivo de esta investigación era determinar si la discriminación y la homofobia a la que son sujetos el colectivo homosexual y bisexual, les afectaban más que a los heterosexuales. Pero los resultados obtenidos no fueron los esperados. “Como grupo, los hombres homosexuales y bisexuales sufren menos estrés y menos problemas fisiológicos que los heterosexuales“, declaraba Juster a BBC Mundo. Además, el doctor y su equipo observaron que aquellas personas homosexuales que eran abiertos con sus familias y amigos “tenían menos ansiedad, depresión y menos niveles de cortisol”.

El cortisol es una hormona que se activa como respuesta al estrés. En la medición de dicha hormona y otros indicadores biológicos, como la insulina o la adrenalina, se basó este estudio.

Según los especialistas del estudio, el resultado se debe a la resistencia: si logran ser honestos con su entorno social próximo sobre sus preferencias sexuales, tienden a mostrar una fuerza que les permite superar cualquier obstáculo. “Si eres un individuo que ha pasado algún tipo de adversidad y eres capaz de desarrollar una estrategia para superarla, como persona te vuelves más sano y más capaz de lidiar con estrés futuro. Creemos que eso es lo que hemos visto en la gente que ha salido del armario”, explicaba el coordinador de la investigación.

Para la investigación, 87 sujetos (hombres y mujeres), de diversas inclinaciones sexuales, respondieron un cuestionario diseñado por los científicos que contenían preguntas generales, para obtener datos estadísticos de cómo se enfrentaban al estrés, sin tener en cuenta la orientación sexual.

Sin embargo, las mujeres homosexuales y bisexuales no revelaron los mismos niveles de depresión que los hombres del mismo colectivo, sino que registraron hasta niveles un poco más altos que las mujeres heterosexuales. “Existen varias investigaciones que sugieren que dentro de la población de gais, lesbianas y bisexuales, hay diferencia en cuanto a la salud”, siendo las mujeres lesbianas y bisexuales las más propensas a tener depresión. Desde el equipo de Juster, creen que esto se debe a que “las lesbianas son una minoría dentro de una minoría (…) son una especie de grupo marginado dentro de un grupo ya marginalizado”, explican.

El trabajo, que fue publicado en Psychosomatic Medicine concluye que es positivo ayudar a salir del armario a las personas homosexuales y que debe ser una cuestión de salud pública. Refuerzan esta idea basándose también en otros estudios anteriores que asocian la salud del colectivo homosexual con la sociedad en la que interacciona y las leyes que permitan una mayor integración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *