Buenos Aires - Argentina
El tiempo - Tutiempo.net

Obama enfrenta al presidente de Kenia sobre los derechos gays

Por  |  0 Comentarios

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, enfrentó en forma directa a su anfitrión Uhuru Kenyatta, presidente de Kenia, sobre los derechos de la comunidad gay, sugiriendo que “cosas malas pasan” cuando los países no aceptan el derecho de sus ciudadanos a ser homosexuales.

Obama dijo que como afro-américano, él estaba profundamente dolido acerca del trato como ciudadano de segunda en su propio país, y sobre las políticas discriminatorias que terminan siempre mal.

“Cuando empezás a tratar a la gente de manera diferente, no por algún daño que hayan hecho a alguien, sino porque son diferentes, esa es la puerta donde las libertades comienzan a perderse, y nada bueno pasa”, dijo Obama a los periodistas en el casa de gobierno en Nairobi.

“Y cuando el gobierno se acostumbra a tratar a las personas de manera diferente, esos hábitos empiezan a propagarse. Soy un convencido de eso. La idea que alguien sea tratado diferente o abusado, sólo por amar a alguien está mal, fin a eso!”.

Sin embargo, Mr. Kenyatta, quien fue advertido por los miembros de su partido, que no comentara nada sobre este asunto en la visita histórica con Obama, insistió que los derechos gays en una Kenia conservadora “no son un problema”.
“Compartimos muchos valores, nuestro amor por la democracia, por el espíritu empresarial, valor por la familia. Pero hay cosas que debemos admitir que no compartimos, o cosas que nuestra cultura o sociedad no acepta”. le respondió a un Obama serio.

“Es muy difícil imponer esa idea a un pueblo que no lo acepta. Para los keniatas de hoy, el asunto de los derechos gays no es realmente un problema. Queremos enfocarnos en otras áreas que hacen al día a día de las personas”.

El tenso intercambio sobrevino durante una conferencia de prensa en la cual Obama planteó preocupaciones sobre la corrupción endémica que frena el crecimiento económico de Kenia, país donde nació su padre.

Fuente: The Telegraph

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *